A continuación te mostramos los factores a tener en cuenta a la hora de definir el tono de tus videos.

TU MARCA

Una buena técnica para encontrar el tono de voz de una marca es tratar de crear en tu mente su personalidad. ¿Es hombre o mujer? ¿Qué edad tiene? ¿Qué le gusta? ¿Cómo se siente ante la vida y qué sentido del humor tiene? Cuando nos imaginamos un señor conservador de 55 años y una chica optimista de 25 años, nos damos cuenta de que no hablan igual aunque el tema sea el mismo. Está claro que incluso la misma persona no habla de la misma forma en una entrevista de trabajo, con sus amigos o con su familia política: la personalidad que subyace es la misma pero la forma de expresarla en esa circunstancia es distinta.

  • Tu marca tiene que estar representada en el tono del video.
  • Si tu marca es joven y divertida, tu video debería también ser así.
  • El tono de comunicación refleja los atributos de tu marca.
  • El tipo de negocio y su industria también influyen en el tono de comunicación.
  • Es improbable que se use humor en un video sobre medicamentos para el cáncer, pero quizás sea apropiado para un video de bebidas alcohólicas.

EL PROPÓSITO DE TU VIDEO

Es muy importante tener en claro el motivo del video, ya sea comunicarnos con nuestros seguidores, engagement, educar, entretener/divertir o vender. A veces caemos en la tentación de querer contar todas las novedades de la empresa y mostrar todos los productos al mismo tiempo. Pero hay que recordar que la gente se marea rápido con mucha información. Solo tenés 1 o 2 minutos para contarles algo, así que lo mejor es enfocarte en lo más importante y hacer que valga la pena. En publicidad a esto se le llama la P.U.C: Propuesta Única a Comunicar. Así que cuando tengas que armar alguna acción de marketing, recordá siempre definir esto como punto de partida.

LA AUDIENCIA

Tu audiencia va a influenciar en gran medida el tono de tu video. ¿Quiénes son? ¿Cómo son? ¿Qué piensan? ¿Cómo querés que se sientan con respecto a tu marca?

Sin embargo hay que tener cuidado con estereotipar lo que creés que un cierto segmento del mercado puede apreciar. Aunque siempre hay un poco de verdad en los estereotipos, esto solo hace que limites las posibilidades para tu video. Hay una creencia que dice que al hablar con abogados y contadores hay que tomar un lenguaje directo, serio y práctico. Pero la realidad es que antes que abogados y contadores, son personas. Por eso hay que pensar en las personas como tales y tomar con pinzas a los estereotipos.

EL ESTILO AL QUE APUNTÁS

Un tono apropiado puede inspirar la respuesta emocional deseada en tu target, y esto resulta clave en la toma de decisiones.

Tipos de tonos – ¿Qué tono vamos a usar para atrapar a los usuarios?

Corporativo – Informal – Humorístico – Demostrativo – Testimonial – Informativo

Carácter – ¿Qué carácter tendrán nuestros mensajes?

Informativo – Personal – Emocional – Honesto – Directo – Explicativo

Vas a necesitar elegir tu estilo basado en tu audiencia y el tema del video. Podrías hacer un video usando un trípode y tomas bien estabilizadas para crear un resultado corporativo y profesional. Otra opción es considerar filmar con la técnica cámara en mano para darle un estilo más informal. El video debería reflejar la emoción que querés que sienta tu audiencia al verlo.

EL GUIÓN Y EL LENGUAJE UTILIZADO

Tanto el lenguaje que uses en tus títulos como el guión van a ayudar a definir tu tono de comunicación. Un lenguaje inapropiado para tu audiencia puede hacer que cierren tu video en un segundo. Preguntate: ¿hay palabras o frases que deben aparecer si o si? ¿Hay algo que este prohibido decir? A la hora de escribir el guión, hay que usar lenguaje simple que atraiga a una gran cantidad de gente. No asumas que la gente va a entender el lenguaje técnico solo por pertenecer al target. Cuando se trata de nichos de productos o servicios puede que sea apropiado, pero solo en pequeñas medidas.

LA ESTRUCTURA

La introducción de tu video es extremadamente importante. Los primeros segundos le van a dar la pauta a la audiencia de lo que se viene, y es en ese momento en el que deciden si vale la pena ver el video o no. Ya sea si optás por una narrativa tradicional o si querés hacer algo mas arriesgado, lo que decidas impacta en el tono general del video y en como la audiencia responde ante éste. El tono también va a ser lo que recuerden una vez que terminen de verlo. Los va a dejar con la sensación de saber como es la marca, como se maneja y que puede hacer por ellos. Es por eso que cada pieza de comunicación que creás tiene que reflejar tu identidad corporativa.

A su vez es importante estar al tanto del impacto que tienen las redes sociales en la audiencia. Hoy en día, la gente espera un enfoque más personal. Están acostumbrados a acceder a información relevante para ellos y personalizan todo para recibir solo eso. Vas a competir con eso todos los días, y es por eso que vale la pena tenerlo en cuenta a la hora de armar tu video.

Y vos, ¿ya sabés que tono de comunicación es el ideal para tu marca?

Author admin

More posts by admin

Join the discussion 3.411 Comments